Categoría: 

La implementación de marcos regulatorios debe fomentar una industria de drones innovadora y competitiva, con particular énfasis en la creación de empleo y el crecimiento de las PYMEs. Por encargo de la Comisión Europea, EASA (European Aviation Safety Agency) publicó a finales de julio 2015 una propuesta para establecer un marco regulatorio común de operación de drones en Europa. Esta propuesta se basa en el principio de integrar los drones en el sistema de aviación existente de una manera segura y proporcionada.

La proporcionalidad es una característica clave del marco regulatorio propuesto. Los requerimientos para la operación de drones dependerán del riesgo asociado al escenario de operación del dron. Esto cambiaría la regulación actual que deja los drones mayores de 150 Kg bajo la competencia de Unión Europea (UE), mientras que la de peso inferior queda bajo las directrices de los Estados miembros. De igual forma, esto cambiaría el principio de regulación que se sigue en varios países de la UE. Por ejemplo, en España, los requerimientos para la operación de drones se han establecido en función del peso de la aeronave. El espíritu de la propuesta de la EASA es que además del peso se tengan en cuenta otros criterios, para garantizar la seguridad de la operación, de las personas y de los bienes subyacentes.

Para caracterizar estos criterios, la EASA ha definido el “concepto de operación de drones”, en el que se introducen tres categorías de operación:

•Categoría ABIERTA (riesgo bajo): la seguridad se garantiza con limitaciones operacionales, cumplimiento con estándares de seguridad industriales y el requisito de tener ciertas funcionalidades y un mínimo de normas de operación. La policía será la principal encargada de supervisar su cumplimiento.

•Categoría ESPECÍFICA (riesgo medio): precisará de la autorización de una autoridad aeronáutica nacional, posiblemente asistida por una Entidad cualificada tras una evaluación de riesgos elaborada por el operador. En un manual de operaciones se enumeran las medidas para reducir el riesgo.

•Categoría CERTIFICADA (riesgo alto): requisitos comparables a aquellos de las aeronaves tripuladas. Será supervisada por la agencia aeronáutica nacional (emisión de licencias y aprobación de mantenimiento, operaciones, formación, GTA/SNA y organizaciones de aeródromos) y por la Agencia (diseño y autorización de las organizaciones extranjeras).

Mayores detalles de las propuestas de la EASA están disponibles en:

•Concepto de Operaciones
http://www.easa.europa.eu/system/files/dfu/204696_EASA_concept_drone_bro...
•Introducción al marco regulatorio para la operación de drones (A-NPA 2015-10)
http://www.easa.europa.eu/system/files/dfu/A-NPA%202015-10.pdf

El armonizar la regulación a nivel de Europa evitará que se cree un mercado europeo fragmentado, que dificulta, a las PYMES en particular, su expansión de negocios fuera de las fronteras nacionales, debido a las dificultades para cumplimentar los requisitos de operación y luego reutilizar los documentos y aprobaciones. El proceso de consulta para que los interesados envíen sus comentarios a esta propuesta de la EASA, ha finalizado el 25 de septiembre 2015. La EASA publicará su propuesta (llamada «Dictamen de la EASA») y la enviará a la Comisión Europea para la implementación del cambio normativo a finales de 2015.